Foro East Link

Foro de U2

Bienvenido!

Entrar Registrarse
Buscar
Previa del concierto: Dublín
22 July 2009 a las 14:18
Numero de lecturas: 672
Dublín

Dublí­n, capital de Irlanda, el hogar de U2.

Obviamente este es un caso especial, no es que sea un mercado especial para U2, como Italia, Holanda/Bélgica, Reino Unido, NY, Chicago o Boston, sino que es la ciudad donde se formaron y crecieron primero como grupo juvenil de moda, luego como héroes nacionales y finalmente como dioses del rock conscientes de dominar el mercado mundial sin haber crecido en Inglaterra o Estados Unidos.

Sus primeras actuaciones datan de 1976, empezando como Feedback/The Hype y culminando con el cambio de nombre y formación en 1978, cuando U2 empezó a tocar continuamente en Dublí­n gracias a la labor de su nuevo manager Paul McGuinness. Paul les consiguió actuaciones en el Project Arts Centre o el McGonagle's a lo largo de 1978 y 1979, así­ como una serie de seis conciertos en el Dandelion, un parking en el que confirmaron su popularidad entre los jóvenes dublineses.

De aquellas primerizas actuaciones en Dublí­n, la más importante fue la del 26 de febrero de 1980 en el National Stadium, agotando las 2.400 entradas disponibles, siendo la primera vez que un artista irlandés lo conseguía. No olvidemos que es un país de apenas 4,5 millones de habitantes. Aquella noche, no sólo deleitaron con una actuación memorable, sino que estaban presentes miembros de la discográfica Island dispuestos a ofrecerles un contrato: el que les permitirí­a llegar hasta la cima.

Poco después, ese mismo contrato, el haber triunfado ya en Dublí­n y el resto de Irlanda y la necesidad (si querí­an llegar muy lejos) de seguir ganando fans en otros mercados, hizo que U2 se centrara más en Inglaterra/Reino Unido y sobre todo Estados Unidos.

El 27 de julio de 1980 actuaron en el Leixip Castle ante unas 15.000 personas en un festival liderado por The Police, y al dí­a siguiente participaron en el Dalymount Festival.

Por extraño que parezca, no regresaron hasta agosto de 1981, en el famoso Slane Castle, en el que telonearon a Thin Lizzy y estrenando cinco canciones nuevas de October.

Un nuevo salto, esta vez de 5 meses hasta la siguiente actuación, en el Royal Dublin Society Hall ante 5.000 personas, todo un éxito si recordamos la población de Irlanda y las asistencias que barajaba U2 por esas fechas. Aquella noche estrenaron Tomorrow, acompañados del violí­n de Vincent Kilfuff. Fue la pimera vez que actuaban en un recinto de ese tamaño sin telonear a nadie.

El 18 de julio de 1982, al final de su importe gira October Tour, actuaron en el Punchestown Racecourse, dentro de un festival de rock organizado por la revista Hot Press. Telonearon a Rory Gallagher en una de las últimas noches de gira antes de encerrarse de nuevo en Windmill Lane para grabar War.

Las últimas fechas del Pre-War, en diciembre de 1982, fueron en Dublí­n, en el S.F.X. Centre ante 1.200 personas cada noche. Nuevamente no volvieron a visitar Dublí­n hasta el final de las habituales giras por el Reino Unido y Norteamérica aunque esta vez lo hicieron en uno de sus primeros y auténticos regresos a su ciudad después de arrasar en medio mundo. Convertidos ya en héroes nacionales, agotaron las 20.000 entradas disponibles (nuevamente era en Dublí­n la primera vez que conseguían algo así­) en el Phoenix Park, en un festival llamado "A Day At The Races" en el que también participaban Eurhytmics y Simple Minds, entre otros. Dave Fanning les presentó "en apenas seis meses han conquistado el mundo.." iniciando así­ una tradición en los conciertos de U2 en Dublí­n.


A partir de entonces, los conciertos de U2 en Dublí­n se convertirí­an en eventos internacionales, muestra de la enorme popularidad del grupo en su país de origen así­ como punto de encuentro de miles de fans venidos de todo el mundo, lo que aumentaba todaví­a más la enorme demanda por ver a U2, ya de por si fuera de toda lógica si nos centramos en la población del paí­s.


Al final del The Unforgettable Fire Tour, habiendo completado una exitosa gira por Australia, Nueva Zelanda, Europa y sobre todo Estados Unidos en la que se habí­an convertido en un grupo capaz de llenar cualquier pabellón deportivo, regresaron a Europa para participar (por última vez) en los festivales de verano. En aquella ocasión lideraron los de Milton Keynes (Inglaterra), Torhout/Werchter y destacaron en el Live Aid.

Precisamente, junto con su aparición en el mega festival en favor de Etopia y el citado de Milton Keynes, su actuación más importante fue la de Dublí­n el 29 de junio de 1985, un regreso por todo lo alto en el Croke Park. Era la primera vez que lideraban un concierto en un estadio y agotaron con facilidad las 57.000 entradas disponibles. Entre los teloneros destacaban The Alarm y REM, en un concierto épico que incluyó una versión del My Hometown de Bruce Springsteen así­ como una grabación que fue una de las más famosas entre los fans durante muchos años.



A mitad de las sesiones del The Joshua Tree en Dublí­n, aceptaron participar el 17 de mayo de 1986 en un festival benéfico en favor de los puestos de trabajo llamado Self Aid, localizado en el RDS Showgrounds ante 30.000 personas y un listado de artistas enorme que incluia The Pogues, The Boomtown Rats, Rory Gallaguer, Elvis Costello, Van Morrison y U2 cerrando el concierto. Dave Fanning volvió a presentarles ante el dleirio general, aunque tan solo tuvieron tiempo de tocar C'Mon Everybody, Pride, Sunday Bloody Sunday, Maggie's Farm y Bad.


En marzo de 1987 empezó el masivo The Joshua Tree Tour en Estados Unidos al tiempo que se anunciaban las primeras fechas europeas. El Reino Unido e Irlanda fueron los mercados que mejor cubrieron la demanda con una correcta variedad de conciertos en estadios y recintos cerrados. En Dublí­n agotaron dos noches en el Croke Park para el 27 y 28 de junio, más de 114.000 entradas que confirmaban la locura que provocaban los conciertos de U2 en Dublí­n aunque los conciertos de Rotterdam o Londres se agotaran antes. Aquella gira fue el inicio, aparentemente sin fin, de actuaciones problemáticas de U2 en su ciudad natal. En 1987 la presión era enorme, la prensa de medio planeta y 57,000 fans esperaban a U2 en su nuevo regreso a Dublí­n y la primera noche se saldó con una leve tensión en el ambiente, incluyendo una excelente actuación y la última vez que tocaron A Sort Of Homecoming hasta su regreso al setlist en el Elevation Tour.

La segunda noche dejó atrás toda presión, potenciada con el recuerdo de su brillante concierto en ese mismo estadio dos años atrás, y ofrecieron otra brillante muestra de su habilidad en directo, incluyendo un duo con Lou Reed en Walk On The Wild Side (Lou Reed fue uno de los teloneros en Dublí­n).



Cuando U2 presentó las fechas australianas de su Lovetown Tour, ya se rumoreaban unos conciertos especiales en Dublín para las navidades de 1989, finalmente programados como el final de una breve gira europea (aunque, posteriormente, los conciertos añadidos en Rotterdam resultaron ser los últimos de la gira). Las cuatro fechas (inicialmente 5) programadas para los dí­as 26, 27, 30 y 31 de diciembre de 1989 se agotaron al instante, algo lógico si tenemos en cuenta que el local era el Point Depot, la vieja estación de tren usada para algunas grabaciones del Rattle & Hum y que apenas podí­a acoger a 5.000 personas por noche. 20.000 entradas que no fueron en abosluto suficientes para satisfacer la demanda por ver a U2 en Dublí­n y en el momento de mayor popularidad de los 80. La polémica se desató de nuevo, esta vez por no haber seleccionado un local de mayor capacidad, o un estadio, algo que obligó a Paul McGuinness a escribir una nota para la prensa en la que contaba el porqué de la decisión de tocar en el Point Depot. Algo extraño si tenemos en cuenta que dos años antes las protestas se centraron en la decisión de U2 de saltar a los grandes estadios abiertos.

Aquellas 4 fechas de U2 resultaron ser, finalmente, todo un éxito, sobre todo la cuarta noche emitida por radio a más de 300 millones de personas de toda Europa incluyendo muchos países de la Europa del Este (recién caído el muro de Berlí­n). Si bien no se puede afirmar que fue la mejor de las cuatro noches (la presión de tocar para tantí­sima gente, les obligó a centrarse en la ejecución del setlist más que en relajarse y ofrecer las sorpresas que fueron habituales en las noches anteriores (Two Hearts Beat As One, Maria McKee en el escenario..) si fue su concierto más mediático después de Red Rocks y Live Aid y sin duda su grabación más famosa entre los fans, por encima del Croke Park '85.


En 1992, cuando se anunciaron las fechas europeas del ZooTV-Zooropa'93, la polémica se repitió en Dublí­n al conocerse que U2 pretendí­a organizar un macroconcierto gratuitoo a precio reducido en el Phoenix Park ante unas 100.000 personas. Los problemas surigieron cuando se supo el coste que supondrí­a dicho evento y que nadie iba a financiarlo o a colaborar por lo que U2 decidió cobrar 10 libras por entrada para afrontar los costes de limpieza, instalación de servicios, comida etc La crí­tica les atacó por no financiar los costes de un concierto que suponí­an gratuito por lo que finalmente decidieron organizar tres fechas, dos en Dublí­n y una en Cork, con los precios regulares de la gira británica.

Las fechas dublinesas se organizaron en el RDS Showgrounds (o RDS Arena), para el 27 y 28 de agosto de 1993. Después de no poder contar con el Croke Park. Finalmente "sólo" se pusieron a la venta 72.000 entradas (36.000 por noche) que, obviamente, se agotaron. La segunda noche se emitió por radio a más de 400 millones de personas de Norteamérica, Reino Unido y el resto de Europa, resultando en otra grabación muy conocida entre los fans, tal vez a la misma altura que Dublí­n '89. Y no fue para menos, U2 ofreció una edición impecable de ZooTV.


Para PopMart se pensó de nuevo en el Phoenix Park, con fecha prevista para el 30 de agosto de 1997. Los problemas y crí­ticas se multiplicaron con el paso de los meses (costes, vecinos que protestaban, negación de apoyos etc) hasta terminar con el anuncio, por parte del promotor canadiense Michael Cohl, de dos conciertos en el Landsdowne Road para el 30 y 31 de agosto. Nuevamente, surgieron problemas de organización y de vecinos aunque finalmente obtuvieron el permiso para tocar. Las 85.000 entradas disponibles volaron y los conciertos coincidieron con las noticias de la muerte en Parí­s de la Princesa Diana de Gales, una noticia que marcó la sociedad y en consecuencia los conciertos de aquellos dí­as (Dublí­n-Edinburgh-Paris).


Ni el más reducido y menos complejo Elevation Tour evitó los problemas. Ante la imposibilidad de organizar ediciones normales del Elevation Tour dada su condición de gira diseñada para pabellones cerrados y la ausencia de esos recintos en Irlanda, pensaron en el festival anual de Slane Castle. Las más de 78.000 entradas disponibles para el 25 de agosto de 2001 se agotaron en sólo 45 minutos, dejando miles de fans fuera, sobre todo los que habí­an pasado la noche delante de las tiendas de venta y que vieron como Internet y problemas de organización les dejaba sin oportunidades.

El problema para añadir una segunda fecha era que tan solo se permití­a una fecha por año en Slane. Mientras se luchaba por conseguir un nuevo permiso, se pensó nuevamente y por tercera gira consecutiva, en el Phoenix Park. El permisó llegó y la segunda noche (para el 1 de septiembre) se agotó en 90 minutos. Si bien en los 80 se convirtieron en la banda de moda en Irlanda, en héroes nacionales o en un orgullo de proporciones épicas en 1987-1989 (llenar dos veces un Croke Park en 1987 era algo que tan solo podí­a conseguir Michael Jackson, que vendió 120.000 entradas en Cork durante su Bad Tour de 1988), en los 90 se confirmó la condición casi endiosada de U2 sobre el escenario (ZooTV / PopMart) mezclada con una mitificación de Dublí­n como sede de los conciertos más especiales. El resurgimiento musical del año 2000 y 2001 y sobre todo Internet sumado a las nuevas formas de viajar a precio reducido, se sumaron para impulsar la demanda irlandesa, europea e incluso mundial por ver a U2 en su hogar hasta un lí­mite inesperado tan solo un año antes. Más de 157.000 entradas vendidas y agotadas y la sensación de haber podido llenar una tercera fecha.

Aquellos conciertos fueron los más especiales de la gira y la segunda noche se filmó de cara a una posible edición en DVD (que llegó en 2003).



Para el Vertigo Tour, Dublí­n volvió a presentar problemas de cara a la organización de shows ya que el recinto más lógico de cara a suplir la demanda existente, el enorme y renovado (ahora con 82.000 asientos) Croke Park, presentaba muchos problemas para conseguir los permisos. Pero Dublí­n no fue la excepción a una gira brillantemente organizada a nivel de recintos y fechas, y una vez anunciada y agotada la primera noche se puso a la venta un segundo concierto. Más de 160.000 entradas agotadas en solo dí­a, repitiendo la locura de 2001.

Desde un principio se rumoreaban 3 conciertos para el Croke Park. Las fechas añadidas en Amsterdam (2) y Londres (1) se añadieron al instante, pero Dublí­n se quedó con dos. Después que se confirmaran (aunque hubo que esperar un poco más) las segundas noches de Milán, Manchester (del que se rumoreaban hasta 3 noches), Parí­s (no prevista inicialmente), llegó la tercera noche en Dublí­n, sumando 246.743 entradas vendidas, una cifra absolutamente descomunal si nos fijamos en los apenas 4.5 millones de habitantes en Irlanda pero correctí­sima (y muy generosa, analizando precedentes) dada la demanda irlandesa mezclada con la masiva llegada de fans procedentes de todo el mundo.

En el actual U2 360 Tour han repetido recinto y número de noches, volviendo a agotar unas 250.000 entradas que aseguran el mayor éxito de U2 en Irlanda y el mayor éxito conseguido por cualquier artista en ese país. Dublín será, además, la estancia de mayor éxito de todo el U2 360 Tour 2009.

El recinto es el mí­tico (para U2) Croke Park:

[www.crokepark.ie]





SalU2 / Vox

I've seen things you people wouldn't believe. Attack ships on fire off the shoulder of Orion. I watched C-beams glitter in the dark near the Tannhauser gate. All those moments will be lost in time, like tears in rain. Time to die.
Asunto Autor Vistas Enviado
  Previa del concierto: Dublín
Vox 672 22 July 2009 a las 14:18
Super yo 145 22 July 2009 a las 15:24
Vox 132 22 July 2009 a las 16:20
Super yo 94 22 July 2009 a las 16:21
Vox 106 22 July 2009 a las 16:27
  Claro !
Super yo 101 22 July 2009 a las 16:30
zooropa 206 22 July 2009 a las 17:11
Vox 139 22 July 2009 a las 17:19
zooropa 99 22 July 2009 a las 19:43
Carlos_13121312 128 23 July 2009 a las 11:15
zooropa 97 23 July 2009 a las 14:58
Vox 90 27 July 2009 a las 14:14
GodPartII 94 27 July 2009 a las 17:13
Vox 94 27 July 2009 a las 17:39
Aliena 132 23 July 2009 a las 22:22