Foro East Link

Foro de U2

Bienvenido!

Entrar Registrarse
Buscar
U2. Cuando la tecnología es el quinto beatle
12 octubre 2015 a las 11:54
Numero de lecturas: 566
Avatar del usuario
Los avances en almacenamiento y gestión de datos permiten a la banda irlandesa hacer realidad un concierto en el que la «nube» tiene un papel tan esencial como precursor.

1965. John, Paul, George y Ringo se disponen a tocar en Las Ventas. Guitarras Retsch y Rickenbacker; bajo Höfner amplificadores Vox, y una sola mejora técnica: una etapa de sonido que añadía 500 watios al equipo disponible, que era el de la propia plaza de toros. Había 5.000 personas, que atestiguan que aquello sonaba como el mismo demonio.

2015. Barcelona. Palau Sant Jordi. Bono, The Edge, Adam y Larry no están solos. El asunto de la potencia con la que la música inunda cada metro cúbico del coliseo barcelonés ya no es una novedad –a decir verdad, lo es durante las cuatro primeras canciones, que son un cúmulo de frecuencias graves saturadas y mal resueltas en la inmensidad del Palau, que nada tienen que envidiar al mal sonido de los de Liverpool, pero pronto se corrige- . Sí lo es el despliegue tecnológico detrás de cada nota y de cada imagen. Y, sobre todo, el modo en que terabyte y terabyte de información se disparan en el momento justo sobre la pantalla más grande de la historia de las giras musicales.

«Es algo que, con el tiempo, y como ellos mismos cuentan, llevarán consigo todos los grupos en las grandes giras», asegura Alejandro Giménez, director tecnológico de EMC España. La suya –la primera empresa en volumen de almacenamiento y gestión de datos en la nube en el planeta- es el quinto beatle, la tecnología que hace posible un espectáculo inédito hasta la fecha.

La gran diferencia entre «iNNOCENCE + eXPERIENCE tour» con cualquier otro espectáculo reside en una caja de poco más de un metro cúbico. Alardes técnicos inconcebibles hace tan solo una década. Cada efecto, cada vídeo de alta definición, cada proyección y emisión en tiempo real, tanto de las 20 cámaras que registran todo en directo como de algo aparentemente menor como son los subtítulos que traducen las palabras de Bono, son bytes de información. En ella residen y se recogen 6.6 PB (el petabyte es una unidad que escapa a las medidas que el usuario medio maneja. Escrito en bytes da la siguiente cacográfica y obscena cifra: 1.000.000.000.000.000 de bytes). Para ponerlo en términos relativos, cuando Megaupload fue intervenido por la justicia, almacenaba en sus servidores 25 petabytes de datos.

El sistema de respaldo y archivo flash capaz de manejar y soportar en tiempo real 13,4 TB por hora se sirve de la tecnología denominada All flash Array, y tiene en la nube –ese ente en el que todos guardamos documentos, fotografías, archivos audiovisuales y toda la información digital que atesoramos- su gran secreto de funcionamiento.

El alarde tecnológico de la gira de U2 sienta precedente, la banda ya no depende de discos duros o memorias de almacenamiento USB, hasta ahora los dispositivos mecánicos y digitales usados en este tipo de eventos. Dispone de cuanta información quiera transportar y cuanta quiera almacenar a través de servidores en la nube.

Si lo almacenado fuese poco para adoctrinar al público en el muro de Berlín virtual que en un momento del espectáculo escupe palabras y frases en perfecto español, la tecnología tiene una función adicional: la de notario.

Son 20 las cámaras que recogen el espectáculo. Imágenes de alta definición que harían reventar la memoria de cualquier ordenador doméstico. Cada una recoge 1 TB de datos en cada concierto de la gira. Todos y cada uno de los bytes de la gira completa están almacenados en los cuarteles generales de EMC en Dublín.

La gira de U2 es, de este modo un auténtico ejemplo de vanguardia tecnológica. Una aplicación práctica de los avances en computación, en gestión y almacenamiento de datos. Como explicaba en su día el vicepresidente de EMC, Chris Ratcliffe, «con un minuto de preaviso, el personal en el evento y nuestros técnicos son capaces de responder a un cambio en el repertorio o cualquier otra improvisación de la banda». Tráfico y gestión de datos que anticipa la gran revolución tecnológica del big data, la capacidad de almacenar, discernir interpretar e interpelar a los bytes de información que cada uno de nosotros vamos aportando cada segundo a través de la tecnología que nos acompaña. «I cant believe the news today…» Bienvenidos al presente.

[www.abc.es]
Asunto Autor Vistas Enviado
  U2. Cuando la tecnología es el quinto beatle
strongman 566 12 octubre 2015 a las 11:54
Joaquín 136 12 octubre 2015 a las 17:47
CUBITO 216 13 octubre 2015 a las 15:26