East LinkTodo lo que no puedes dejar de saber sobre U2
"Silver and gold es la primera canción que he escrito desde el punto de vista de otro". Bono enero 1986
Indice >> En directo >> Giras >> Lovetown - 2a manga (1989)

Lovetown - 2a manga (1989)

Habían pasado más de dos años desde la manga europea del Joshua Tour lo que, unido a la publicación de Rattle And Hum, aumentó aún más la enorme demanda existente entre los fans europeos por ver a U2. Eligieron cuatro ciudades en las que efectuarían varias actuaciones: París, Dormund (Alemania), Amsterdam y Dublín. Se rumoreó incluso que ofrecerían bastantes conciertos en el Wembley Arena londinense. Las entradas para todas las fechas se agotaron a tal velocidad que fueron necesarios sistemas alternativos de venta de entradas.

Bono acusó problemas en la voz en esta manga

En París, donde tocaron dos veces en el Palais Omnisports De Bercy, un técnico cayó al suelo mientras trabajaba en el sistema de luces, provocándole una rotura de pelvis. En Dormund las entradas se vendieron exclusivamente por correo. Llegaron más de 220,000 peticiones procedentes de todo el país para las 49,500 entradas disponibles en los tres conciertos programados en el Westfalenhalle. Durante la primera noche, Bono sufrió de nuevo problemas con su voz, aunque al público parecía no importarle. Pero en la tercera noche, después de una enérgica actuación, Bono tuvo serios problemas para cantar Love Rescue Me y tras esa canción se retiraron del escenario terminando de forma prematura un concierto de tan solo 75 minutos. Fue una de las pocas veces que el público acabó molesto al final de un concierto de U2.

En Amsterdam también estaban previstos tres conciertos y de nuevo con una demanda tan alta que fue necesario vender las entradas mediante un sistema de lotería. Pero los problemas con la voz de Bono no cesaron y el primer concierto terminó otra vez de forma prematura, sin los bises a dúo con BB King y con un público que, nuevamente, empezaba a irritarse. Los dos restantes conciertos en Amsterdam, previstos para el 19 y 20 de diciembre, fueron cancelados ya que el médico creyó oportuno que Bono descansara una semana en previsión de un daño mayor. Al día siguiente el promotor anunció cuatro nuevas fechas en Holanda para principios de enero en el Palais Ahoy de Rotterdam con capacidad para 8,000 espectadores. Las 16,000 entradas para el día 19 serían válidas para las dos primeras fechas en Rotterdam, y las del día 20 para las dos últimas. Además se añadirían 1,500 entradas más por noche procedentes de aquellos fans de la primera noche de Amsterdam que quisieran repetir.

Al igual que en el primer tramo de la gira, el setlist variaba cada noche: la canción inicial podía ser Where The Streets Have No Name, God Part II, Hawkmoon 269 o Bullet The Blue Sky, mientras que el cuerpo central y los bises también estaban sujetos a múltiples cambios.

La idea original fue terminar la gira Lovetown con cinco conciertos en el Point Depot de Dublín, ahora remodelado y convertido en un recinto de mediana capacidad, incluyendo un concierto especial de fin de año. Pero la polémica saltó al saberse el elevado precio de las entradas. La banda se vio obligada a emitir un comunicado de prensa contando el porque de esos precios. Finalmente se anunciaron cuatro, y no cinco, conciertos en Dublín que obviamente se agotaron al instante. Las 20,000 entradas disponibles no podían afrontar una demanda descomunal. Los días 26, 27, 30 y 31 de diciembre de 1989 vieron cuatro de los mejores conciertos de U2, no sólo de la gira, sino de toda su carrera. La segunda noche contó con la presencia de Maria McKee para cantar People Get Ready a dúo con Bono, y Two Hearts Beat As One fue interpretada a modo de bis inesperado.

La noche del 30 de diciembre, durante Love Rescue Me, Bono pronunció uno de sus discursos más relevantes "...this is just the end of something by U2, and that's why we are playing this concerts (...) It's no big deal,we have to go away and just dream it all up again". Unas palabras que hicieron pensar en una posible separación del grupo. Out Of Control y 11 O'clock Tick Tock también destacaron en ese concierto, así como una extraña premonición, cuando Bono se dirigió a Edge con un fuerte acento yankee y habló de Las Vegas, de estar allí y recordar que tocaron en Dublín hacía años..

Así comenzaba el mítico concierto de Point Depot

La cuarta y última noche fue, sin duda, uno de los conciertos más famosos de U2: el New Year's Eve. La expectación era enorme y los rumores sobre la presencia de artistas de la talla de Bruce Spingsteen, Dylan, Keith Richards y hasta Frank Sinatra, circularon en la prensa, enloquecida con ese concierto desde hacía meses. Los planes iniciales para retransmitir todo el concierto en directo por televisión no prosperaron, por lo que se decidieron por una emisión radiofónica. Los países afortunados serían los europeos, incluyendo muchos del bloque del Este, llegando a una cifra que rondó los 300 millones de personas. Algunos fans que esperaban fuera del recinto, bajo la lluvia y sin entradas, fueron admitidos en el Point Depot minutos antes de la medianoche. Dj Dave Fanning, que ya les había presentado en sus últimos conciertos en Dublín, anunció a U2 como la banda que había dominado los ochenta al tiempo que se acercaba el fin de año. Las luces se apagaron y los acordes iniciales de Streets empezaron a sonar mientras Fanning recitaba la pertinente cuenta atrás hacía la medianoche, momento en el que apareció U2, con Bono y Edge cantando algunas líneas del villancico Auld Lang Syne, en uno de los inicios momentos más emotivos en un concierto de U2. Después de tan brillante inicio la banda se concentró en ofrecer una potente actuación de cara a la emisión radiofónica del evento. Al igual que en noches anteriores, Bono hizo múltiples referencias al futuro.

Las últimas fechas del Lovetown Tour fueron las del 5, 6, 9 y 10 de enero de 1990, en el Sport Paleis Ahoy de Rotterdam, organizados tras la cancelación en Amsterdam. Los conciertos se sucedieron con la misma intensidad que había caracterizado toda la gira, en especial la última, una de las más intensas de su carrera por su condición de último concierto antes de ese anunciado retiro por parte de U2.

En total, el Lovetown Tour constó de 47 conciertos por Oceanía, Japón y Europa, vendiendo un total de 748,500 entradas. Tan sólo dejaron tres conciertos sin agotar las entradas disponibles: los tres en Nueva Zelanda.

© 2004 East Link
Todos los elementos son propiedad de sus respectivos autores.