East LinkTodo lo que no puedes dejar de saber sobre U2
"Es divertido, ¿no? Se trata de decir cada noche a 50.000 personas que las quieres, y luego desaparecer del escenario" Bono, 1997
Indice >> En directo >> Giras >> Joshua Tree - 3a manga (1987)

Joshua Tree - 3a manga (1987)

U2 volvió a USA para cerrar la exitosa gira

Poco después del último concierto en Europa, la banda regresó a Estados Unidos para iniciar la 3a y más importante manga del Joshua Tour: 4 meses de gira, combinando estadios y arenas, y con la intención añadida de sacar provecho de ello con vistas al próximo disco de U2. Las escenas de histeria ocurridas en Europa durante la venta de las entradas se repitieron en Norteamérica. Casi todos los conciertos agotaban las entradas a las pocas horas sin cubrir por completo la demanda existente. Por su parte, el disco seguía entre los más vendidos del país, así como el tercer single: Where The Streets Have No Name. Estaba claro que habían tomado conciencia de su papel como banda de masas. Su decisión de incluir estadios en los mercados más importantes fue algo polémica pero era necesario para hacer frente a tal demanda.

Otra de sus ambiciones era la de capturar en video las sensaciones que estaban teniendo durante la gira, y que mejor que hacerlo en su país favorito. Under A Blood Red Sky (que seguía siendo uno de sus mayores éxitos) empezaba a quedarse atrás y era necesario actualizar su videografía. Para ello pensaron en filmar parte de la tercera manga con la idea de hacer una película-documental de todo ello. Aunque Jonathan Demme (futuro director del Silencio de los corderos) sonaba como posible director, al final contrataron a Phil Joanou, un joven realizador salido de la escuela de Steven Spielberg. Phil filmaría algunos conciertos y anécdotas en distintos formatos y una vez montada la película se buscaría algún estudio que quisiera promocionarla. Por tanto, la financiación inicial sería exclusivamente propia: cada miembro de U2 aportaría un millón de dólares. La intención era la misma de siempre: mantener el control artístico sobre el producto.

Empezaron el 10 de septiembre de 1987 en el Nassau Coliseum de Nueva York, ofreciendo dos conciertos con el escenario habitual de toda la gira y unos setlist parecidos a los europeos, con la sorpresa del estreno de One Tree Hill. Durante el mes de septiembre y octubre recorrieron de forma intensa el norte de la Costa Este. En el área metropolitana de Nueva York hicieron frente a la enorme demanda con los mencionados conciertos de Nassau y con su primer concierto como cabezas de cartel en el Giants' Stadium. Bono consiguió centrar en él las miradas de 54,000 espectadores pero se hizo patente la necesidad de recurrir a pantallas de vídeo en las siguientes actuaciones en estadios.

Bono actuó con el brazo inmovilizado durante varias semanas

El mítico Boston Gardens vivió un pequeño incidente cuando los sistemas de iluminación fallaron y el pabellón quedó completamente iluminado durante una hora. U2 demostró no necesitar ningún tipo de efectos sobre el escenario. Más grave fue lo ocurrido en el RFK Stadium de Washington. Había llovido y Bono resbaló durante Exit, dislocándose el hombro, aunque siguió cantando hasta el final del concierto. Las consecuencias fueron tres semanas de inmovilización de su brazo izquierdo. Siguieron cubriendo las poderosas ciudades del noroeste con actuaciones en estadios de Boston, Philadelphia (con la presencia de Bruce Springsteen en un inspirado Stand By Me) y también en recintos cerrados, como el Madison Square Garden, donde actuaron dos noches consecutivas. En la primera de ellas interpretaron I Still Haven't Found con el coro The New Voices Of Freedom, procedentes del Harlem neoyorquino.

Si ya era algo arriesgado tocar en grandes estadios al aire libre en pleno otoño aún lo era más hacerlo en las frías ciudades de Canadá. En Montreal el estadio estaba cubierto, pero en Toronto no, obligándoles a tocar con una predicción meteorológica que aseguraba peligro de nevadas sobre el estadio. Siguieron con tres conciertos más en ciudades del estado de Nueva York, después de los cuales llegó un breve descanso de una semana. A partir de las fechas canadienses se fijó un setlist que apenas se cambiaría hasta el final de la gira, con un grueso de canciones procedentes principalmente de The Joshua Tree y The Unforgettable Fire como primera parte del setlist y la habitual secuencia Bad-October-New Year's Day y Pride cerrando antes de los bises. Estos empezaban con Bullet The Blue Sky, Running To Stand Still, With Or Without You y 40. Adicionalmente se añadirían o moverían algunas canciones en determinados conciertos.

Si las primeras semanas de este tercer tramo se caracterizaron por cubrir ciudades de la cosmopolita Costa Este, el 20 de octubre de 1987 retomaron la gira con una serie de fechas por estados del Norte, como Illinois, Iowa, Missouri o Minneapolis, siempre en recintos cerrados y de mediana capacidad. A finales de octubre tocaron tres noches en el Rosemont Horizon de Chicago, y siempre con un público entregadísimo desde el principio de las actuaciones, algo parecido a lo que ocurría en Boston o Nueva York. Hacia el final de ese itinerario por estados del Norte, tocaron en un enorme estadio cubierto de Indianapolis, ciudad que vio por primera vez una de las bromas más celebradas del grupo: hacerse pasar por sus propios teloneros. Se presentaron entre los dos teloneros oficiales con el nombre de Dalton Brothers, disfrazados de banda country (con Adam haciendo de Betty Dalton) y tocando Lucille (canción de tono country compuesta por Bono) y Lost Highway de Hank Williams (cantada por Edge). Casi nadie había reconocido al grupo hasta que los U2 "reales" tocaron Lucille en los bises.

The Dalton Brothers

El 7 y 8 de noviembre tocaron en el McNichol's Arena de Denver. U2 y Phil Joanou eligieron esa ciudad para filmar la parte en B/N de la película que estaban rodando sobre la gira. Pero la primera noche las cámaras molestaron a Bono, que no podía moverse libremente, y también al público ya que el equipo de filmación no dejaba ver con claridad lo que ocurría en el escenario. Los problemas se solventaron la noche siguiente y pudieron filmar sin problemas un concierto "standard" del Joshua Tree Tour, con el añadido de la dosis de energía extra que suponía tocar en una de las ciudades favoritas para U2.

La gira llegó a la soleada California para una tanda de cuatro conciertos en grandes estadios de dos ciudades y también para descansar algunos días que usaron para improvisar un pequeño concierto sorpresa en San Francisco. La idea era tocar en la Justin Herman Plaza, en el centro del distrito financiero de San Francisco, inspirándose en la filmación del video de Where The Streets Have No Name en Los Angeles. Bill Graham ( promotor de U2 en la Bay Area de California: San Francisco, Oakland etc ) organizó el concierto en apenas 24h, instalando un pequeño escenario en un extremo de la plaza. El rumor corrió por las emisoras la misma mañana del concierto. En sólo unos minutos el recinto se llenó con unas 20,000 personas y U2 apareció a primera hora de la tarde para tocar un set de nueve canciones, entre ellas una incendiaria versión del clásico de Dylan, All Along The Watchtower, aunque más cercana a la revisión que hizo Jimi Hendrix. Durante Pride, Bono se fue hasta un monumento cercano al escenario (el Vaillancourt Fountain) y escribió "Rock 'N Roll Stops The Traffic" con un spray rojo, provocando un pequeño altercado con las autoridades locales al poco de terminar el concierto.

Programaron conciertos dobles en estadios de Oakland (cerca de San Francisco) y Los Ángeles. En el primero de Oakland, la banda invitó al creador del monumento pintado por Bono para que el mismo "ensuciara" el escenario de U2 como le diera la gana. Escribió "STOP THE MADNESS!". En Los Ángeles tocaron en el mítico Coliseum, escenario de los Juegos Olímpicos de 1984. El segundo concierto (uno de los mejores de la gira) tuvo otra aparición sorpresa de los Dalton Brother's. La llama olímpica se encendió especialmente para U2, siendo la cuarta vez que se hacía desde su inauguración. Aunque las cifras de asistencia de ambas ciudades fue espectacular (103,260 en Oakland y 132,925 en Los Ángeles) quedaron algunas entradas sin vender, confirmando así que habían cubierto la demanda en California.

De California a los siempre difíciles (por demanda, público, etc) estados del Sur. Tocaron en dos ciudades de Texas (en una de ellas, Forth Worth, estrenaron When Love Comes To Town con BB King y su banda), en Lousinana (donde filmaron el video de Christmas, Baby Please Come Home) y Tennessee. Durante su estancia en Memphis visitaron la casa/museo de Elvis y en apenas unas cinco horas consiguieron grabar cinco canciones en los míticos Sun Studios.

Siguieron por el Sur, ahora regresando a la Costa Este, para casi finalizar la gira con actuaciones en dos estadios de Florida (Miami y Tampa, siempre con llenos), y en recintos cubiertos de Atlanta y Hampton (Virginia), donde Larry debutó como cantante con un accidentado Tequila Sunrise de The Eagles, que tuvo que dejar a medias después de que los nervios le jugaran una mala pasada.

Bono durante la filmación de Rattle and Hum

Los dos últimos conciertos de U2 en 1987 tuvieron lugar en la misma ciudad que acogió el inicio del Joshua Tour: Tempe, en Arizona. La idea era filmar en Buenos Aires (Argentina) la parte en color de la película/documental que estaban rodando pero los costes de transporte y organización eran muy elevados por lo que surgió la idea de regresar a Tempe. Se organizaron dos conciertos para el 19 y 20 de diciembre en el enorme Sun Devil Stadium, con un precio de entradas y merchandising de sólo 5 dólares (la media de la gira era de 19 dólares) para asegurar así el lleno y también la asistencia de fans de todo el país. En total se pusieron a la venta 110,450 de las que no quedó ni una.

Al igual que en Denver, la primera actuación sufrió los mismos problemas en cuanto al posicionamiento de las cámaras entre el público y el escenario. Pero la segunda noche todo fue mejor y se pudieron capturar las imágenes necesarias para la película. Eso si, Bono tuvo que contener sus impredecibles movimientos sobre el escenario a fin de facilitar el trabajo a los cámaras. One Tree Hill y Mothers Of The Dissapeared fueron interpretadas ambas noches (la segunda contó con la colaboración de 55,000 fans cantando "El pueblo vencerá.." después de las pertinentes instrucciones de Bono), mientras que Christmas, Baby Please Come Home cerró la gira antes del tradicional 40.

Los 50 conciertos de esta tercera manga fueron vistos por 1,576,518 fans. En cuanto al total del Joshua Tree Tour en 1987, fueron 109 conciertos en 14 países de dos continentes, sumando unos 3,200,000 entradas vendidas.

© 2004 East Link
Todos los elementos son propiedad de sus respectivos autores.